Situación Actual

Actualmente existen problemas para que dispongamos de muchos medicamentos antroposóficos, especialmente inyectables, ungüentos, colirios, supositorios, entre otros:

Hasta hace pocos meses las principales farmacias antroposóficas en nuestro país utilizaban un mecanismo de importación excepcional contemplado en la ley, normativa que aplicada con cierta flexibilidad permitió durante mucho tiempo disponer de medicamentos antroposóficos que no existen en Chile. Sin embargo, por presiones recibidas por los organismos de salud, las autoridades han endurecido su posición frente a dicha normativa.

Actualmente la importación de medicamentos ha de hacerse por encargo personal, bajo receta medica especial, firmando un mandato de importación y llenando un formulario aduanero. Junto a ello debemos cancelar el 50% de lo encargado, más el costo de envío y un costo de manejo, incrementándose considerablemente los precios por cada medicamento. Sin embargo, este es el único medio actual para importar los medicamentos antroposóficos que no se encuentran en nuestro país.

En los casos de urgencia médica, por ejemplo una pulmonía, este procedimiento no sirve, ya que el paciente si bien puede encargar su medicamento, este demora dos semanas como mínimo en estar a disposición del paciente, debido a las demoras de todo este procedimiento para la importación e ingreso de medicamentos, siendo que en el caso de una pulmonía u otra enfermedad de urgencia no puede esperar ese largo tiempo para ser tratada. En los casos de enfermedades crónicas, esa demora no es inconveniente; el paciente puede programar sus encargos, pero cada medicamento se encarece considerablemente.

Es una de nuestras tareas prioritarias conseguir la modificación de la actual legislación para resolver esta injusta situación que se traduce en la imposibilidad de contar, oportunamente y a un precio accesible, con los medicamentos necesarios para los tratamientos.